Coaching Nutricional

“Coaching es el arte de facilitar el desarrollo potencial de las personas para alcanzar objetivos importantes y significativos.”

“Una sesión de coaching es una conversación posibilitadora a través de la cual el coachee toma conciencia de su realidad actual y halla en su interior las respuestas y los recursos que ya existen que le faciliten lograr el objetivo deseado.”

¿Como puede ayudar el coaching a mejorar mis hábitos de alimentación?

A través del coaching, tomas conciencia de tu forma de alimentarte, y descubres las asociaciones que ha establecido la comida con otros aspectos de tu vida, para así, partiendo del presente, del aquí y ahora, empezar a diseñar un camino nuevo, lleno de posibilidades, que te permita alcanzar tus objetivos.

Para ser consciente de tus hábitos y comportamientos repetitivos, lo más sencillo es fijarte en lo que haces en el presente, ya que el aquí y ahora obedece a patrones que tienen su origen en el pasado y que perduran en el tiempo. Si tu actitud frente a la comida es que tienes que alimentarte para estar saludable y sentirte bien, tendrás un comportamiento diferente que si tu actitud con respecto a la comida es que ésta te ayuda a sentirte bien cuando te sientes mal.

Nuestras creencias, emociones y comportamientos están interrelacionados y son por tanto interdependientes. ¿Qué quiere decir esto? Si crees que el tomate te sienta mal (creencia), evitarás a toda costa comer tomate (comportamiento), y si por alguna circunstancia te ves obligado a comerlo, tu cuerpo puede rechazarlo y hacer que te siente mal (emoción). Si llegas a casa cansado del trabajo y te sientas frente al televisor aburrido (emoción), empiezas a picotear una bolsa entera de palomitas (comportamiento) y cuando te das cuenta, te dices a ti mismo: “Soy una foca” (creencia).

La clave está en hacer conscientes las asociaciones inconscientes que has establecido con la comida, por ejemplo: comida-placer, comida-seguridad, o comida-recompensa, asociaciones que te han llevado a comer de una manera determinada: a comer para no sentirte solo, cuando te sientes inseguro, para celebrar una buena noticia o para paliar un desengaño.

Una vez eres consciente, puedes empezar a modificar los comportamientos, las creencias y aprender a gestionar las emociones de una manera saludable.

Mi rol como coach es acompañarte a lo largo del proceso hasta que te sientas con la suficiente fuerza y seguridad para seguir caminando solo.

 

¿Qué puedo lograr en un proceso de coaching?

Una sesión de Coaching es una entrevista, un diálogo con un coach que te da la posibilidad de:

  • Descubrir y utilizar todo tu potencial para la consecución de tus objetivos.
  • Reducir el estrés.
  • Lograr un mayor equilibrio personal.

Las sesiones tienen una duración de 60 – 90 minutos. La frecuencia suele ser semanal al principio y después quincenal o mensual.

Número de sesiones necesarias: Depende de cada persona. Tú decides la frecuencia y el momento en el que quieres continuar sólo tu camino. Las primeras sesiones son siempre presenciales, y después se podrán hacer por teléfono o por skype.